A partir de los años sesenta, los servicios de inteligencia del Cono Sur constituyeron alianzas represivas sustentadas en la Doctrina de Seguridad Nacional. En este contexto, en 1975 las dictaduras de la región crearon la denominada Operación Cóndor, que implicó la puesta en funcionamiento de una compleja infraestructura clandestina para el intercambio de informaciones, la persecución, ejecución y desaparición de personas.

 En términos operativos esta alianza represiva incluyó actividades de vigilancia política a disidentes exiliados o refugiados, acciones encubiertas, secuestros y asesinatos, para lo cual se conformaron equipos especiales que funcionaban a nivel internacional, incluso en Europa y Estados Unidos. A su vez, se implementó un sistema paralelo de prisiones clandestinas y centros de tortura con el propósito de recibir a los prisioneros extranjeros detenidos en el marco de esta Operación. La gran mayoría de las víctimas directas fueron dirigentes y militantes políticos, sindicales y sociales.

 Las acciones represivas emprendidas por las dictaduras tendieron, a su vez, a ocultar rastros y pruebas, dificultando la posibilidad de dar cuenta de lo ocurrido. Sin embargo, quedan en forma dispersa registros que pueden ser identificados y puestos en relación. Esta tarea permite reconstruir la historia común potenciando los procesos de verdad y justicia que se desarrollan en la región.

SARMIENTO 552 - PISO 16 - (C1041AAL) CIUDAD AUTONOMA DE BUENOS AIRES - ARGENTINA - (54-11) 5217-1288
Esta página puede ser reproducida sin fines de lucro, siempre y cuando no se la altere, citando la fuente completa y la dirección electrónica info@ippdh.mercosur.int.
De lo contrario, se requiere permiso previo por escrito de la Institución.